La legislación avanza hacia la prohibición del mercurio a partir del 2020

mercurio

Las minas de Almadén, en Ciudad Real, que durante décadas fueron el mayor yacimiento mundial de mercurio y el estandarte de las exportaciones españolas, se han convertido en el paradigma de los nuevos tiempos que corren para este singular y peligroso metal: permanecen cerradas desde el 2002 a la espera de convertirse en un depósito seguro donde guardar los frutos de la pasada actividad minera.

El mercurio se ha usado con profusión en numerosos procesos industriales y productos cotidianos, desde termómetros hasta pinturas, cosméticos, interruptores eléctricos, airbags o detergentes, pero ahora está desapareciendo. El mercurio es particularmente peligroso por los gases que desprende, que pueden llegar al aire o al agua y acabar en la cadena alimentaria.

El pasado octubre, 140 países firmaron en la ciudad japonesa de Kumamoto un acuerdo de buenas intenciones para reducir progresivamente el uso del mercurio y buscar “alternativas asequibles y seguras”. La Unión Europea ha ido un poco más allá con la adopción de diversas directivas que regulan o limitan su uso, la principal de las cuales es la prohibición de extraer o exportar nuevo mercurio. También se recomienda no utilizarlo en termómetros o pilas, una prohibición que entrará en vigor en el 2016. Y para el resto de la industria se prevén severas restricciones a partir del 2020.

Fuente: http://www.diariocordoba.com