El Baritel de San Andrés, Minas de Almadén

DSC_9136_tonemapped

Los tornos de mano, dedicados a sacar el mineral o a achicar agua de las explotaciones profundas, fueron sustituidos por malacates o máquinas de tambor movidos por caballerías. Estas estructuras construidas en madera, que accionaban poleas a través de maromas haciendo las funciones de elevadores, se protegían dentro de construcciones que tomaron el nombre de bariteles.
Junto al pozo de San Andrés se construyó el baritel de San Andrés. Esta Capilla Sixtina como la han considerado muchos por la majestuosidad de su construcción, destaca, además de por sus notables dimensiones y atrevimiento tecnológico, por estar, a diferencia de otros bariteles como el del pozo de San Aquilino (1789) o el de San Teodoro (1767-1861) hoy en día desaparecidos, o el San Carlos en Almadenejos; construida en el interior de la mina.

De planta circular y bóveda esférico-cónica fortificada con ladrillo macizo de tejar, éste y otros bariteles fueron sustituidos primero por otros bariteles en superficie como el de San Teodoro, y después por los castilletes metálicos de extracción con la llegada de la máquina de vapor a Almadén y su actividad cesada.

Fuente: http://www.minasdesierramorena.es

Horno de aludeles, empleados en Minas de Almadén

DSC_9191_tonemappedEs el que está compuesto de filas de caños llamados aludeles, empleado en Almadén (Castilla-La Mancha), para la destilación del mineral de Azogue, haciendo intervenir como desulfurante el aire atmosférico. Estos hornos se han llamado también de Bustamante; están siempre pareados, y consisten en una capacidad cilíndrica, dividida en dos partes por unos arcos de ladrillo, que sirven para sostener la carga, y que se llama red.

La altura del vaso desde estos arcos hasta el nivel de las ventanillas laterales por donde salen los vapores es de aproximadamente dos metros, y el diámetro un poco menor. La mitad inferior del vaso, que hace el oficio de hogar y cenicero, tiene una puerta que se llama el atizadero, y está en comunicación también con una chimenea por la cual se verifica en parte el tiro, impidiendo así que los gases que puedan escapar del horno a través de la red influyan perjudicialmente sobre la salud de los operarios.

El compartimiento superior tiene una puerta por encima de la red,, que sirve para la carga, y además unas aberturas que comunican con dos espacios murados, llamados arquetas, cada uno de los cuales tiene seis ventanillas en relación con otras tantas filas de aludeles, que forman el aparato de condensación.

La parte superior del horno es un hemisferio, y en el punto culminante hay otro orificio, que se llama válvula, que sirve para terminar la carga, y que se cierra durante la destilación con una chapa de palastro.

El aparato de condensación lo forman las doce filas de caños o aludeles que salen de las arquetas. Cada aludel o alludel, como también se dice, consiste en un tubo de barro, de 0,40 a 0,42 metros de longitud; 0,20 a 0,22 metros de diámetro en la panza, y de 0,10 a 0,12 metros en el extremo más delgado. Algunos de ellos tienen en la panza un orificio de 0,002 a 0,004 metros de diámetro, que se coloca en la parte inferior, y que va tapado con unos granos de arena gruesa que, permitiendo la salida del azogue líquido que se reúne en aquel sitio, dificultan el paso de los vapores y contribuyen a la condensación.

Fuente: http://ehornos.com