Almadén. La Ruta del Azogue

DSC_9191_tonemappedAntes de la llegada del pueblo romano a la Península Ibérica el mercurio y el bermellón de Almadén eran conocidos por los primeros pobladores de esta, llegando a ser uno de los elementos clave de la comercialización de metales entre los habitantes de Sierra Morena y los pueblos del Mediterráneo.

El bermellón hispano viajaba por los caminos naturales abiertos desde tiempos inmemoriales por las estribaciones de Sierra Morena hasta llegar a los puertos del mediterráneo (Cádiz, Málaga, etcétera), donde era embarcado con rumbo al medio oriente con el fin de ser usado en pinturas y tintes principalmente. Unos caminos que pronto serían usados por los romanos y que serían el vehículo de unión de la meseta con el sur de España.
Será con la llegada del pueblo romano cuando esta caminería alcance su mayor desarrollo y la región de Almadén (Sisapo) se convierta por su riqueza minera y su posición estratégica al suroeste de Ciudad-Real, en una de las zonas más importantes de comunicación de la Península Ibérica con caminos y calzadas que pasando por ella unían los principales centros del momento (Mérida, Córdoba, Sevilla, Zaragoza, Cartagena).
El comercio de los metales abrió los caminos y estas rutas dieron paso al desarrollo y al intercambio de la tecnología minera, que desde este momento será el eje vertebrador de la economía de esta región, permitiendo con ello que el flujo de mercancías y personas creara una impronta especial en el sentir y en las formas de vida de los habitantes de estas tierras. Sigue leyendo

Las Reales Minas de azogue de Almadén

Almadén

La ciudad de Almadén tiene una población de 6000 habitantes. Tan pequeña localidad ha tenido sin embargo un papel importantísimo en la economía española.
La utilización del mercurio tuvo su apogeo debido a su utilización industrial para la obtención de metales nobles, oro y plata, desde que en el año 1555 el sevillano Bartolomé de Medina utilizó un nuevo método de purificación, la amalgamación, que empleaba el mercurio o azogue. Se sabe que ya en 1554 planteó ante el virrey de Nueva España Luis de Velasco, un nuevo procedimiento para extraer el oro y la plata del mineral, amalgamando éste en frío con azogue.
De esta forma este metal pasó a tener una gran importancia, monopolizando la Corona su producción y comercialización en las Indias con las Reales Cédulas de 4 de marzo de 1559 y 8 de mayo de 1572. Las minas de Almadén han sido el mayor y más rico yacimiento de mercurio conocido hasta la fecha, y el único que se ha explotado de forma ininterrumpida durante más de 2000 años. Los principales yacimientos estaban en Almadén, Idria y Huancavélica (España, Eslovaquia y Perú respectivamente).
Y no olvidemos el peligroso contacto con el mercurio, causante de males similares al “Mal de San Vito”. En esos años los presidiarios eran condenados a galeras o a las minas de Almadén. Sigue leyendo