El vapor llega a Almadén

th_73d9f63cbf68d5d7391d41bb4dcbecbf_Imagen-16-Firma-Diego-LarrañagaEn este nuevo año de 2014 se cumple el II Centenario de la muerte de Diego de Larrañaga y Gárate. Nosotros los guías nos referimos a él durante las visitas guiadas a la mina, pero quizás deberíamos hablar más de su figura, sobre todo en este año. Diego nace en Azkotia, un pueblo guipuzcoano en 1760, tras los estudios básicos se traslada a Madrid para estudiar matemáticas y ciencias naturales hasta que en 1790 se le nombra cadete de la Academia de Almadén, así se llamaban a esos jóvenes estudiantes por los cordones del regimiento de la Corona de Nueva España que incluía su uniforme, siendo director de la misma Juan Martín Hoppensack, ingeniero alemán. De 1792 a 1794 asiste en Madrid al curso de docimasia (arte de ensayar los minerales para determinar los metales que contienen y en qué proporción) y metalurgia de François Chavaneau, químico, físico y matemático francés, descubridor del platino. En 1796 se le envía junto a Francisco Carlos de la Garza, alumno de la primera promoción de alumnos de la Academia, a un largo viaje de 4 años a través de Alemania, Austria y Hungría. En este periplo conocen las técnicas mineras e industriales más avanzadas del momento. Asisten al curso de geometría subterránea de Moeling en la Academia de Minas de Videnhak (Hungría) que luego traduciría al español para sus alumnos de Almadén y al de Abrahan T. Werner sobre mineralogía, geología estructural y formación de filones en la prestigiosa Academia de Freiberg, que también tradujo. Sigue leyendo