Oferta de Cursos de Verano infantiles en Almadén

id620El Excmo. Ayuntamiento de Almadén a través de la Concejalía de Cultura, oferta los siguientes cursos de verano infantil: mecanografía, danza del vientre, bailes de salón y sevillanas.

Inscripciones hasta el día 30 de junio en la Casa Municipal de Cultura (tfno. 926 711 914) o en la Casa de la Juventud (tfno. 926 264 526).

Fuente: almaden.es

No hay más luz que la de los candiles

th_a3127721f406470335aaf11380989549_Imagen-21-Fachada-Cárcel-de-Forzados-blog-de-EFEferde-y-EFEfuturo-el-forzado-de-almaden

“Acompañado de Silvestre Navarro, ayudante del presidio, bajé a la mina. No hay más luz que la de los candiles, cuias torzidas y azeyte, vapores de los minerales, y humo de la pólvora de los barrenos forman un olor, que en muchos sitios se haze insufrible. Observé cuidadosamente dentro de la misma Mina un Bovedón que está junto al torno de San Theodoro (actual pozo San Teodoro), y sin poderse valer se ponían adormitados sus trabajadores, y el que no llegava a dormirse se ponía torpe de la cabeza y atontado. En el sitio, llamado, la Caña de la Soledad era inaguantable el Calor, con un hedor muy fastidioso: Y desde el pie del torno de San Theodoro hasta el torno de Santo Domingo era insufrible el frío, siendo así que no están muy distantes ambos sitios de San Theodoro y Soledad. Junto al torno de la Esperanza y al pie del segundo torno de la Grúa (actual pozo de San Aquilino), está el llamado tornillo de los Fúcares, muy angosto, estava a la profundidad de 27 varas (unos 22,5 m) lleno de agua, pero con vapores tan fatales que quizá no les excediese la malignidad del riguroso Umpe que menciona Ulloa en la mina de Guancavelica, pues Yo mismo vi apagarse en él un candil de grande torzida, y salir el minero que lo bajó, desfigurado el semblante y sumamente fatigoso en la respiración. El sitio llamado Cielo de San Christoval hacia sudar desmedidamente, principalmente en piernas y muslos, y producía sopor a sus trabajadores. En el Cielo de San Rafael se sudava largamente entre un excesivo calor: Destilava un agua caustica, que quemava la ropa y llegando a los ojos los irritava, y producía un terrible escozor. En dicho año el sitio llamado Cielo de Santo Domingo estuvo suspenso en laborearse a causa de producir a los trabajadores un compasivo Ptyalismo después de una cruel inflamación de boca a los cuatro días de exercitarse en él, esto sin contar con el enorme temblor, que adquirían en él los mismos. El Cielo de San Diego era sumamente caloroso, producía mucho temblor, y más que todo, corrosivas inflamaciones de boca, que terminaban en copiosas y compasivas salivaciones. En el torno de San Rafael y en sus cañas vecinas vivían los pestilentes estímulos de la Luxuria, tan tyranos enemigos de la Naturaleza, que después de dejar extenuados a los operarios, trascendía atormentando estos insoportablemente a sus mas modestas, y compuestas Consortes. Estos furiosos acicates no contentos con excitar a sus lánguidos trabajadores al sucio comercio, les acabava de extenuar derritiendoles en sangre por la orina la poca substancia, que les quedaba.”

Según he podido investigar este texto es copia de uno prácticamente idéntico escrito por el doctor Parés allá en 1767. Desconozco por qué lo copió Josef, pero es curioso que ponga por testigo de la visita a Silvestre Navarro, personaje que finalmente marcaría el destino de Josef. ¿Realizó la visita Josef realmente y le pareció tan real la descripción del médico hecha diez años antes que decidió hacerla suya o simplemente se entretenía copiando los textos que le parecían interesantes?. Es igual, resulta impactante leer la descripción de algunos pozos y explotaciones y después recorrer algunas de ellas en la visita que se hace al Parque Minero. Se respira su historia.

*NOTA: El texto recrea la grafía del diario de Josef Ramón de Osta (personaje real que vivió en el siglo XVIII), antiguo forzado en las minas de Almadén, condenado por desertor.

Fuente:“El forzado de almadén”