Santuario de Ntra Sra de Carrión en Alburquerque

Para ver el álbum completo pincha en la fotografía

A unos 7 Km. de Alburquerque, dirección La Codosera, a la orilla derecha del río Gévora sobre un cerro y dominando un bellísimo paisaje se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Carrión.
El Santuario se divide en tres partes: la inferior que corresponde a una plazoleta abierta, donde esta situada la plaza de toros, la casa de las novenas, del mayordomo, etc.
En el exterior, la nave del templo en sus costados y en el hastial de los pies se adorna con pórtico de los pies construido por una sucesión de arcos de medio punto rebajados, cuyos tramos se cubren con bóveda de cañón, y, sobre el pórtico de los pies se ofrece una azotea con barandilla de ladrillos. Rematando el muro de esta parte del templo se alza una espadaña con tres vanos, dos abajo y uno arriba, para las campanas.
El interior del templo es muy espacioso y de una sola nave rectangular, cubierta con bóveda de cañón y capillas dispuestas entre pilares, de suntuosa y exuberante marquetería barroca.
Sobre el presbiterio se eleva una cúpula semiesférica sobre pechinas, con la figura de los cuatro evangelistas, rematada por un cimborrio poligonal, cuya luz acentúa aún más el valor de la madera policromada del altar Mayor, enmarcado por un espléndido retablo Barroco-Churrigueresco, de mediados del siglo XVIII. En el centro tras una urna de cristal, se halla expuesta la Virgen de Carrión, patrona de la Villa. Es una talla de madera policromada, de estilo Renacentista.
Detrás del altar Mayor, con girola al exterior, se encuentra el camarín de la virgen, que está formado por dos habitaciones, la primera, más pequeña, con bóveda de rosca, y la segunda, con falsa cúpula y linterna que es donde se expone la imagen de la patrona.