Baritel de San Carlos a vista de pájaro

Está considerado como una joya de arqueología industrial a nivel mundial, este curioso edificio albergaba el malacate de caballerías para elevar el mineral a través del Pozo de San Carlos de la Mina de la Concepción Nueva. Su construcción data de los últimos años del siglo XVIII y los primeros del XIX, y su conservación es bastante buena. Tiene forma poligonal en el exterior, de 16 lados iguales, y circular en el interior, con 17 metros de diámetro. Movido por tracción animal, el torno de su interior (que no se conserva) servía para introducir y extraer de la mina hombres y materiales.

Para ver el álbum completo pincha en la fotografía