Parque Minero de Almadén, escapada cultural con niños

image

¿Qué te parecería bajar a una antigua mina para que tus peques conozcan de cerca cómo se extraen los minerales de las entrañas de la tierra? En el Parque Minero de Almadén, en Ciudad Real, se puede. Patrimonio de la Humanidad desde 1982, el Parque ha sido rehabilitado y convertido en museo por el que se puede hacer un recorrido histórico y cultural por las instalaciones de esta antigua mina de los siglos XVII y XVIII.
La visita comienza por las instalaciones mineras de la superficie, los antiguos talleres y los castilletes de los pozos de San Aquilino y San Teodoro.
Pero lo mejor viene después, cuando el recorrido nos lleva, con todas las garantías de seguridad, a 50 metros bajo tierra. Es la primera planta de la mina y también la de mayor valor histórico. Allí, los peques podrán conocer las condiciones de trabajo, las técnicas y herramientas que permitían a los mineros extraer el mercurio de la mina.
Una de las zonas más impactantes  de la visita es sin duda la galería de los forzados, donde se llevaba a los presos para pagar sus penas de cárcel, y el baritel de San Andrés, un impresionante espacio de 13 metros donde, en otro tiempo, el trabajo minero se acompañaba de animales para rentabilizar la jornada.
Tras salir al exterior en un tren minero, la familia podrá reponerse del trayecto al “centro de la tierra” visitando el Museo del Mercurio, en el que se explica de forma didáctica la historia, usos y características de este mineral.
Fuente: entrechiquitines.com