Ermita Virgen de Fatima

La hoy en día ermita dedicada a la Virgen de Fátima fue conocida anteriormente como Ermita de Santa Ana y, antes de ello, como Ermita del Cristo de la Fuensanta. A lo largo del tiempo, por tanto, la ermita ha sufrido innumerables transformaciones.

Con planta de cruz griega, en la actualidad consta de dos capillas laterales y destaca en la fachada su portada central de ladrillo de tejera rematada en frontón triangular y espadaña.