Entre Almadenejos y Gargantiel, otro derroche de belleza que la Naturaleza nos obsequia para disfrutar siempre que nosotros respetemos el entorno, el entorno nos abrirá sus puertas.