Despedimos en Almadén un día intenso