Otro día que finaliza con el sol de protagonista.

“La jornada está acabando y, como es usual, puede que te sientas agotado y que lo único que añores sea descansar hasta el día siguiente, durmiendo por miles de horas continuas que te permitan reparar tu cuerpo y espíritu. Dejemos en el pasado lo malo, lo angustiante, eso que nos agota, y concentrémonos en simplemente descansar”.