Castillo de Miramontes / Castillo de Santa Eufemia

El Castillo de Miramontes se encuentra en la localidad de Santa Eufemia, provincia de Córdoba. Se puede acceder a él por la calle Calvario, de la localidad.
Los orígenes de esta fortaleza árabe se remontan probablemente a un castro prerromano, dada su privilegiada ubicación. Los árabes la reedificaron en el siglo XI. En el siglo XIII pasó a manos de Don Fernán Díaz Carrillo, y de este a sus descendientes. Sus muros han visto pasar a lo largo de su historia numerosos pleitos entre señores y vasallos.

A lo largo de su historia tuvo que ser reconstruido total o parcialmente varias veces, siendo destruido definitivamente en el año 1478 por orden más que probable de los Reyes Católicos, para castigar los exceso del entonces arisco señor de Santa Eufemia, D. Gonzalo Mejía II.
El castillo fue construido en lo alto de un cerro, en una ubicación privilegiada desde la que se controlan tanto el Valle de los Pedroches (provincia de Córdoba), como el Valle de la Alcudia (provincia de Ciudad Real).

El castillo fue reconstruido a finales del siglo XIII, es de estilo mudéjar, aunque el recinto amurallado es de finales del siglo XV.
De planta poligonal, aunque su estado actual es completamente ruinoso, se conservan restos de sus murallas, principalmente el lienzo septentrional, la torre del homenaje, llamada de la Cárcel, restos de otras torres y de un aljibe con bóveda de ladrillo, abundantes despojos de la residencia de los señores y sirvientes, así como numerosos restos de tapial de la primitiva construcción árabe.