Ermita de la Virgen del Castillo

Al Sur de la población de Chillón (Ciudad Real), en una de las estribaciones de Sierra Morena dominada hoy Sierra de la Virgen, a
732 m. de altitud sobre el nivel del Mediterráneo, existe un castillo que
los árabes construyeron para defender con él y otros muchos los
caminos que desde Castilla se dirigían a Córdoba, capital de AlAndalus.
En su interior, en parte sobre su misma muralla, se encuentra
hoy la ermita donde se venera a la Patrona de Chillón, la Virgen del
Castillo.
La ermita tiene un perímetro apróximado de 250 m. y consta de una
sola nave y adosadas a la ermita se encuentran la casa del santero y un
comedor y cocina rústica. La torre es posterior y se usa como
campanario.
Se dice que la ermita fue visitada por Santa Teresa de Jesús y San
Juan de Ávila.
Su situación la convierte en un mirador impresionante pues desde ella
se divisan tres Comunidades Autónomas (Andalucía, Extremadura y
Castilla La Mancha).
Gracias a la Hermandad de la Virgen, en 2005 se terminó de
reconstruir la muralla y parte de su interior.