No juzguéis con los ojos, sino con el corazón, que ciertas cosas no se pueden capturar tu mirada, Pero sigue solo a las que puedan capturar tu corazón.