Luna, la señora de la noche

El Sol nos ilumina durante el día y representa el principio masculino, la unidad y la regularidad en los ciclos, marcando –con su paso– las estaciones, mientras que la Luna, la señora de la noche, el principio femenino, simboliza la irregularidad periódica y la multiplicidad por sus continuos cambios.

Luna, la señora de la noche
Luna, la señora de la noche