Almadén, sus cigüeñas y el día que se acaba

Buenas noches, mejor ser yo mismo con mis mil defectos, que seguir a la masa de los fallos perfectos.