Lezuza

Fue una de las primeras colonias romanas fundadas en la Península Ibérica, por lo que está considerada como una de las ciudades más antiguas de España. La ciudad amurallada de Libisosa, emplazada en el cerro del Castillo de la localidad de Lezuza, fue también antes urbe ibérica (oretana) y luego medieval. Situada sobre un alto promontorio,ha sido testigo, gracias a su situación de cruce de caminos desde la Prehistoria, del paso de diferentes culturas y sociedades.

Los romanos la convirtieron en un enclave de suma importancia estratégica para conquistar el sur del territorio hispano. No en vano era de paso obligado para marchar de la Meseta a la Andalucía actual y de Levante a Extremadura y Portugal y controlar las rutas comerciales. Tras la construcción dela muralla que la circundaba, el Imperio declaró la ciudad como colonia romana (Libisosa Forum Augusta)

Con más de 2.800 años de historia, el actual yacimiento de Libisosa, en pleno campo de Montiel entre las cuencas de los ríos Guadiana y Júcar, ya estuvo ocupado antes de la llegada de los romanos. A través de las vasijas íberas y otros cuantos restos allí hallados el viajero puede conocer un poco más la ciudad oretana que se ubicó junto a Lezuza ya desde el siglo V a.C.

En las estancias excavadas predomina el hallazgo de una decoración pintada a base de motivos lineales, geométricos, zoomorfos (carnívoros, aves, caballos, cérvidos) y antropomorfos (jinetes). Y abundan las herramientas agrícolas, ruedas de carro, y molinos.

https://www.lugaresconhistoria.com/lezuza-albacete