La primavera es una de las estaciones del año más especiales y sorprendentes, en donde el entorno se transforma hasta conseguir un brillo y un color que contrasta con el frío del invierno, por lo que desde tiempos milenarios esta temporada se relaciona con la fertilidad de la tierra y el revivir de la naturaleza.