Castilseras tras el incendio, tristeza y desolación

El incendio con su furor lo fue arrasando bajo la insolente luz de un mediodía, las llamas el bosque fueron borrando causándole la muerte con su cálida ironía. Se desvanece, en tan poco tiempo, lo que a la naturaleza costara tanto; solo quedan las pavesas en el viento y mis ojos tristes cubiertos por el llanto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
error: Alerta: El contenido está protegido!!
A %d blogueros les gusta esto: