Una Capilla Sixtina en el olivar Extremeño

La ermita de la Virgen del Ara, a siete kilómetros de Fuente del Arco (Badajoz) y a tres kilómetros de la frontera con Andalucía, destaca por la espectacularidad de los frescos del siglo XVII de su interior.

En ellas, al igual que en el palacio del Vaticano, se representan escenas del Génesis, explica la guía de la ermita, Ara María Martín, cuyo nombre, desconocido para muchos, es muy común en esta localidad de menos de 1.000 habitantes.

A raíz de la restauración que se hizo de estas pinturas, se sabe que, al menos, éstas son obra de seis pintores diferentes, por lo que existe la teoría de que estas pinturas pertenecen a la escuela que tuvo Francisco de Zurbarán en la vecina localidad de Llerena (Badajoz).

Destacan también unas figuras geométricas pintadas en el zócalo, de finales del siglo XV, que “sólo existen en esta ermita y en el Palacio Episcopal de Llerena”. Estas, por sus tonalidades, posiblemente se pintaran con los minerales extraídos en las minas de la Jayona, ubicadas cerca de la ermita.

Además, el bajo coro está decorado con pinturas del siglo XIX que “nada tienen que ver con la religión”.  En ellas aparecen cuatro señoras en representación de los puntos cardinales y cuatro continentes: Europa, África, Asia y América.

A pesar de la espectacularidad del lugar, ha sido desconocido incluso para muchos extremeños hasta hace muy poco.

Capilla y sus numerosos tesoros históricos y unas vistas increíbles sobre el rió Zújar

Reportaje fotográfico, Capilla y sus numerosos tesoros históricos,  unas vistas increíbles sobre el rió Zújar. A escasos 30 Km de Almadén (Ciudad Real) llegamos a Capilla (Badajoz) situado sobre un risco lo primero que nos llama la atención es su Castillo. El valor estratégico de su emplazamiento explica el establecimiento de una importante
población islámica en este punto. Según la Crónica Latina de los Reyes de Castilla, el de
Capilla era en el momento de su conquista por parte de las tropas de Fernando III, en 1226. el castillo de Capilla constituyó un importante enclave de control
estratégico de las vías de acceso hacia Mérida y Sevilla, Córdoba, Almadén y Toledo. Sigue leyendo Capilla y sus numerosos tesoros históricos y unas vistas increíbles sobre el rió Zújar

Castillo de Almorchón

Reportaje fotografico del El Castillo de Almorchón se encuentra en el término municipal de Cabeza del Buey, entre Cabeza del Buey y Helechal, provincia de Badajoz, en la ladera de la Sierra del Pedregoso, en la zona oriental de la Serena.

En 1236 es ocupado y cedido a la Orden del temple por Fernando III. En 1309 es traspasado a la de Alcántara y en 1502 a la Corona. Durante todo el siglo XIV y XV conservará su carácter preminentemente militar, que decaerá en el XVI, quedando como entidad de carácter administrativo y fiscal, iniciándose entoces su decadencia.

 

Reserva Regional del Cíjara

Visitamos con este reportaje, La Reserva Regional de Caza Cíjara, fue declarada en 1966 Reserva Nacional para la protección de especies de caza, cuenta con más de 25000 hectáreas y 130 Km. de perímetro, y es uno de los espacios naturales más bellos y mejor cuidados de toda España. Gozando de una gran variedad de flora y fauna. La reserva se encuentra englobada en las localidades de Villarta de los Montes, Fuenlabrada de los Montes, Helechosa de los Montes y Herrera del Duque.

El puente de la Mesta aflora por la sequía

Nos vamos con este reportaje a Villarta de los Montes (Extremadura) concretamente hasta la Presa del Cijara.

La bajada del agua en el embalse de Cijara permite ver los 16 arcos repartidos a lo largo de los 225 metros del viaducto.

Una joya arquitectónica de La Siberia aflora. La sequía deja ver el antiguo puente de la Mesta de Villarta de los Montes (Badajoz). La importante bajada del nivel agua en la presa de Cijara permite ver este antiguo viaducto.

a construcción del embalse de Cijara en 1956 se tragó este puente de estilo gótico-mudéjar que guarda gran relevancia histórica. Fue paso obligado de los ganados por la Cañada Real Segoviana, importante vía pecuaria utilizada por la Mesta para desplazar sus rebaños por España. El puente de la Mesta era la puerta principal de entrada a los pastos de invierno de Extremadura para las ovejas de Castilla y León. El paso de los ganados y las mercancías constituía una importante fuente de ingresos para Villarta, que cobraba un impuesto –el Pontazgo-.

Se trata de una construcción de mampostería y ladrillo, con 225 metros de longitud, compuesto por 16 arcos, la mayoría apuntados, de gran luz y con estribos cilíndricos.